La eficiencia energética en edificios se mide sumando la energía total consumida durante un año en condiciones normales en ventilación, calefacción, agua, iluminación, … El ahorro de energía en empresas, además de hacerlas más respetuosas con el medio ambiente, favorece su crecimiento.

Para naves industriales o edificios con techos altos ya climatizados, el ahorro de energía eléctrica puede realizarse en aire acondicionado y calefacción modificando la temperatura de consigna. Cada grado superior en verano o inferior en invierno supone un 8% de ahorro de energía.

Durante los meses de invierno, la temperatura del aire aumenta de 0,5 a 1ºC por metro de altura, lo que provoca un desperdicio del calor generado.

Durante los meses de verano, la temperatura interior de ciertos edificios crece y, junto con el aire estancado, provoca que la sensación térmica sea desagradable.

Magnovent, con la instalación de ventiladores HVLS, consigue unos ahorros energéticos certificados de:

– 45% en invierno / Universidad de Liverpool
– 30% en verano / H.T.Lyons
– 30% anual / Aeropuerto de Valencia

Además, los sistemas de calefacción radiante a gas de Magnovent calientan únicamente las zonas necesarias, ahorrando hasta el 60% de energía eléctrica, y los sistemas de calefacción solar utilizan la energía gratuita del sol para mejorar el confort y ahorrar en calefacción.

0