El principal problema que encontramos al climatizar naves industriales o edificios con techos altos es que el aire acondicionado no hace el efecto deseado pese a estar a máxima potencia y el frío escapa al abrir las puertas.

Gracias a los ventiladores HVLS de Magnovent crean un efecto brisa en los ocupantes del edificio, la temperatura de consigna de los sistemas de aire acondicionado puede aumentarse, reduciendo así su consumo. Añadiendo nuestra pintura cerámica, se consiguen reflejar el 95% de los rayos UV y se evita así el sobrecalentamiento en los tejados.

Según el diagrama de temperatura efectiva de HSE (Health and Safety Executive), conseguimos los ejemplos siguientes:
– En ambientes secos, con una temperatura interior del edificio de 27ºC y un movimiento de aire a 2,5m/s, la sensación térmica es de 21ºC.
– En ambientes húmedos, con una temperatura interior del edificio de 28ºC y un movimiento de aire a 1m/s, la sensación térmica es de 25ºC.
En conclusión, el movimiento de aire permite reajustar los sistemas de aire acondicionado y por tanto ahorrar energía en verano.

0